Search
  • A Little For Everything

Mi amigo perfeccionismo

Por: Chantal Báez


Muchas personas se preocupan porque todo esté bien o lo mejor hecho posible, cuidan de cada detalle y muchas veces no se dan cuenta que son perfeccionistas. Por lo tanto, en ocasiones el perfeccionismo es visto como una cualidad y otras veces como un efecto. Yo en lo personal me describo como una persona perfeccionista cuando voy a escribir, diseñar algo o hacer alguna actividad.


Si lo que estoy haciendo no me sale bien, renuncio a eso o lo descarto por completo, prefiero dejar de intentar algo para no fracasar, que intentar algo que va a salir mal. No me conformo con los pequeños errores porque pienso que puedo hacerlo mil veces mejor. Otros intentan lo que quieren hasta lograr su objetivo sin importar las consecuencias y afectar negativamente a otros o a sí mismos. Al fin y al cobo, lo importante es quedar bien.

Estoy segura que esto no solo me pasa a mí y así como cualquiera, me he hecho muchas preguntas sobre el perfeccionismo, por tal razón he decidido escribirles este artículo sobre nuestro amigo el perfeccionismo.

El perfeccionismo nos ayuda a superarnos y a no conformarnos con lo primero que hagamos, nos motiva a esforzarnos y no sentirnos limitados. Nos hace indagar más acerca de lo que estamos haciendo. Estas ventajas nos hacen sacar lo mejor a nosotros mismos y nuestros trabajos, hace que salgamos de nuestra zona de confort y siempre estaremos en un constante aprendizaje.

Generalmente, las personas piensan que los perfeccionistas suelen tener baja autoestima o se estresan sin motivos. En los casos que esa afirmación es cierta, de todas formas, es algo involuntario, por tal motivo, sugiero lo siguiente:

· Siempre tratemos de hacer las cosas bien, NO perfectas. NO le busques demasiados defectos a lo que haces. si al final te gusta ¿Por qué agregar más o quitar?

· Deja de crear objetivos inalcanzables. Estos solamente pueden llevar a la frustración, ya que nunca podrás lograrlos.

· Todos tenemos un límite, está bien ir más allá de vez en cuando, pero si nos sentimos presionados podemos quedarnos sobre esa línea o un poco más atrás. Muchas veces queremos competir con nosotros mimos.


· Está permitido la auto exigencia, pero todo tiene un límite. La presión y el estrés son enemigos de la perfección.


· Una cosa es tratar de hacer algo bien o lo mejor posible y otra muy diferente es querer ser duros con nosotros mismos. Además, prometer algo que al final no podremos cumplir y nos terminara haciendo daño mentalmente.


Felicítate al lograr una meta, tomar una decisión u otra cosa y no te autocritiques buscando lo que no hiciste. Las personas felices valoran sus esfuerzos.

14 views
Join our mailing list
  • Facebook Black Round
  • Twitter Black Round

©2019 by A Little for Everything.