Search
  • A Little For Everything

Sacar la Biblia de las escuelas es una bendición.

Updated: Jul 26, 2019

Por: María Báez


Un tema que ha estado muy de moda desde hace unos años es la ausencia de la Biblia en las escuelas. Esto está muy asociado a “Sacar a Dios de las Escuelas” y una gran perdición de la juventud a causa de lo mismo. ¿qué tal si les digo lo contrario? Si, creo que esto es una mentira por las razones que mencionaré a continuación:

1- La educación espiritual es responsabilidad de los padres, no de la escuela. Un ejemplo de eso es quien les escribe, yo estudié en una escuela católica y no se leía la Biblia con mucha frecuencia a menos que fuera en la clase de religión o una actividad religiosa. Por lo tanto, en una escuela pública o privada sin influencia religiosa, las posibilidades de leer la Biblia eran y siguen siendo menores.

Los padres son los responsables de educar a sus hijos en la forma que ellos quieran o consideren espiritualmente apropiada. Esa misma escuela donde estudié, había estudiantes de otras creencias. Ellos nunca se cambiaron al catolicismo y tanto ellos como sus padres sabían desde la inscripción que debían participar en las actividades católicas y nunca reclamaban. Por el contrario, siempre intentaron ser estudiantes buenos para no ser expulsados de la escuela.


La familia muchas veces no está cumpliendo con su rol adecuadamente. Los estudiantes llevan a las escuelas lo que sucede en su entorno, dígase la familia y la comunidad donde vive. Cuando un estudiante es de una familia con cierta formación, padres responsables, practicantes, respetuosos y dedicados hacia sus hijos, no significa que tenga santitos en sus casas o que sean modelos, tampoco tiene que leerse la Biblia en la escuela, pero se nota de dónde vienen. Actualmente, se quiere dejar la educación en su totalidad a la escuela y es un grave error. A la escuela se va a adquirir destrezas y conocimientos que preparan al individuo para insertarse en el área laboral cuando ya se es adulto.


2- En la escuela, el profesor puede tener una formación espiritual que contradiga la suya. Supongamos que en el currículo escolar se inserte una asignatura llamada religión, como cuando fui estudiante. Esta no solía darse en muchas escuelas y en otras, solo se hablaban unos cuantos detalles o solamente se hacía un trabajo para colocar una calificación; pero supongamos que el profesor no crea en Dios o crea en un Dios del Universo, también podría ser musulmán y usted cristiano en cualquiera de sus categorías. ¿Usted realmente querría que esa persona eduque espiritualmente a sus hijos? ¿Qué tal si ese profesor dice algo que contradice sus creencias aunque sea cristiano, su hijo lo cuestiona al respecto y no quiere ir a la iglesia? ¿Estaría usted de acuerdo con esa asignatura o lectura de otras cosas que no sean las que usted cree, por ejemplo, la Torá o Tipitaka? ¿Si usted fuera judío o budista, querría que sus hijos reciban educación de Biblia y no de los libros que acabo de mencionar?


3- La sociedad es la que tiene que cambiar. No importa lo que se diga o trabaje en la escuela, esto puede tener cierta autoridad en sus hijos, pero yo me pregunto ¿cuál es la verdadera influencia en sus vidas: la música, la televisión, el internet, la iglesia, la familia o los amigos?

Mientras la sociedad no tome conciencia en ciertos valores, los medios de comunicación no resalten figuras positivas que sirvan de inspiración a otros, con menos vulgaridad, continue resaltando valores negativos, lamentablemente seguiremos como estamos. No importa cuanta Biblia se lea en una escuela, esto no será lo que domine la mentalidad y realidad de los alumnos.


Ahora retomo el título que encabeza este articulo y hago la siguiente pregunta ¿es realmente la falta de la Biblia en las escuelas la causa de los problemas sociales? Amigo que me lee, responda usted mismo la interrogante a la luz de lo que hemos expuesto.

43 views
Join our mailing list
  • Facebook Black Round
  • Twitter Black Round

©2019 by A Little for Everything.